HJK

HJK

viernes, 14 de julio de 2017

KF Shkendija 3-1 HJK



Mal día eligió el HJK para hacer uno de los peores, o quizás el peor, partido de la temporada. El equipo marcó en una jugada aislada, un gol que puede ser clave, y cometió demasiados errores infantiles ante un FK Shkendija que es un muy buen equipo.

Para este crucial partido Lehkosuo no pudo contar con dos hombres clave en el engranaje del equipo, Mosa en el centro del campo y Atom en la media punta.

Dähne jugó bajo palos con Rafinha y Pirinen en los laterales, la pareja de centrales la formaron Patronen y Jalasto.

Annan y Dahlström ocuparon el doble pivote con Savage y Pelvas en los costados, Onovo en la media punta y Jallow como delantero centro.

Si la primera parte ya fue lamentable la segunda fue todavía más vergonzosa. Nuestro bagaje ofensivo fue un inocente remate de Jallow que paró en dos tiempos el portero local.

Hasta nuestro gol en el ´35 las ocasiones y el peligro lo ponía el Shkendija que aunque no tenía ocasiones claras dominaba y ponía en apuros a Dahne con disparos lejanos, Ibraimi era el jugador más incisivo.

Nuestro gol llegó en un córner en el ´35, Pirinen puso el balón en el primer palo donde un jugador del Shkendija despejó hacia su propia portería, el esférico dio en el larguero y Jallow lo empujó a la red con la cabeza sobre la misma línea de gol.

El guión del partido no cambió y el Shkendija siguió dominando y creando ocasiones, aunque volvemos a repetir, no muy claras.

Cuando nos íbamos a ir al descanso con un increíble 0-1 llegó la novatada de la tarde, Pirinen zancadilleó por detrás a Ibraimi en una jugada sin peligro donde el delantero local no tenía donde ir y estaba de espaldas a nuestra portería. Un regalo que supuso el empate justo antes del descanso, un gol psicológico que les dio alas.

En la segunda mitad el Shkendija nos dio un buen meneo, primero Stenio Junior de cabeza y después Ibraimi obligando a Dähne a realizar una gran parada estuvieron cerca del gol.

En un saque de banda a nuestro favor Onovo recepcionó mal la pelota y se la regaló a Stenio Junior que con su velocidad dejó atrás sin problemas a Dahlström y Rafinha. Rápidamente combinó con Radeski y Hasani para que este último diera el pase de la muerte a Ibraimi que a placer fusiló a Dähne.

Buena jugada que llega de un error nuestro y en la que la defensa es muy contemplativa. No sabemos si fue por el calor o por qué motivo pero nuestros jugadores estaban lentos y desbordados.

A Ibraimi le dio tiempo a controlar y rematar con total comodidad, algo imperdonable para un equipo que quiere competir en Europa.

El tercero llegó poco después, un despeje de la defensa le llegó a Ibraaimi que se fue en velocidad sin problemas de Jalasto y Patronen para que éste último le derribara dentro del área, penalti, expulsión y 3-1.

De ahí al final Shkendija tuvo otras dos o tres ocasiones claras, con un poste incluido pero no aumentó el marcador. En los minutos finales hizo su debut el esloveno Valencic. Con este 3-1 tenemos una mínima posibilidad en el partido de vuelta pero si soy sincero, y visto lo visto, no soy muy optimista.

Comentamos en el artículo de presentación que el Shkendija era un muy buen equipo, muy ofensivo y con jugadores de calidad. Si a esto le unimos los regalos en defensa el resultado es el que es, y pudo ser bastante peor.

Alineación:

Dähne, Rafinha, Patronen, Jalasto, Pirinen, Annan, Dahlström (´67 Obilor), Savage (´78 Valencic), Pelvas (´76 Mensah), Onovo y Jallow

No hay comentarios:

Publicar un comentario